Es una casa de principios del siglo XVII en donde en el año de 1953 se funda Papelería Mesones como un negocio de venta de papeles para imprenta, el cual evoluciona con el tiempo acompañando los cambios en el entorno y orientándose a la venta de artículos para oficinas y escolares. Posteriormente siguiendo la misma estrategia incursiona en la venta y distribución de material para artistas lo que a la fecha lo convierte en uno de las principales puntos de venta para el segmento de pintores, escultores, diseñadores y personas que gustan de hacer manualidades.